Vitamina C (90 cap)

9,00 

Vitamina C en formato de 90 cápsulas de 1000 mg cada una de la marca Nutrione a 9 €

Hay existencias

SKU: 8436035238170 Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Vitamina C de Nutrione

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble conocida también como ácido ascórbico. El organismo no es capaz de sintetizarla y por lo tanto necesita ingerirla a través de la dieta, aunque en ciertas ocasiones es necesaria una suplementación adicional como es el caso de los fumadores. La vitamina C es uno de los más potentes antioxidantes solubles en agua que se conocen para potenciar el sistema inmunológico y para la síntesis de colágeno, un importante componente estructural de los vasos sanguíneos, tendones, ligamentos y huesos. Asimismo, favorece la cicatrización de heridas al participar en la producción de colágeno. Esta función es fundamental para evitar lesiones, especialmente las sufridas por deportistas. Respecto al sistema inmune, la vitamina C refuerza a las células inmunes (linfocitos y macrófagos), así como a las inmunoglobulinas.

Como antioxidante, la vitamina C protege al organismo del daño ocasionado por los radicales libres en moléculas como proteínas, lípidos o carbohidratos; de esta forma, evita el daño celular que los radicales libres pueden causar y la aparición de enfermedades como el cáncer, Alzheimer, Parkinson o la enfermedad cardiovascular. No obstante, recientes investigaciones sugieren que la vitamina C podría ayudar a disminuir el colesterol sanguíneo. Algunos estudios muestran una relación entre los niveles bajos de vitamina C en el plasma y un mayor riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer. La vitamina C también juega un papel importante en la síntesis del neurotransmisor norepinefrina.

Los neurotransmisores son fundamentales para la función cerebral y se sabe que afectan el estado de ánimo y se usa en el tratamiento de la depresión de forma efectiva. Además, la vitamina C es imprescindible para la síntesis de carnitina, transportador de lípidos a través de la célula responsable de movilizar la grasa para  que sea convertida en energía. Aparte, la vitamina C juega un papel importante en la absorción del hierro, necesario para la formación de los glóbulos rojos en la sangre. Y actúa en la utilización del ácido fólico, una de las vitaminas del complejo B. Incluso se ha demostrado que la vitamina C puede mejorar la calidad del esperma y aumentar el número de espermatozoides. Asimismo, algunos estudios han evidenciado el efecto protector de la vitamina C en el desarrollo de cataratas.

Las recomendaciones en hombre son de 90 mg diarios en el hombre y 75 mg diarios en la mujer, aunque estas recomendaciones están aumentadas en fumadores y se debe tener en cuenta que la vitamina C es muy termosensible. Su carencia puede dar origen a dolores de piernas, hinchazón, infecciones, sangrado de encías, anemia y alteración de la estructura muscular y del cartílago.

Propiedades:

  • Acción Antioxidante.
  • Refuerza el sistema inmune.
  • Previene la aparición de cataratas y mejora la visión.
  • Regula la síntesis de colesterol.
  • Mejora la calidad del esperma.
  • Previene el riesgo de enfermedades vasculares.
  • Previene las alergias y los ataques de asma.
  • Repara y mantiene cartílagos, huesos y dientes.
  • Ayuda a la formación del colágeno, beneficiando la cicatrización de heridas y quemaduras.
  • Reduce las complicaciones derivadas de la diabetes tipo II.
  • Tiene propiedades antihistamínicas.
  • Mejora afecciones de la piel como eccemas o psoriasis.
  • Mejora el funcionamiento del cerebro.
  • Mejora los síntomas de la gingivitis (inflamación de las encías) y el sangrado de las encías.
  • Puede ayudar a reducir la inflamación y las articulaciones dolorosas.
  • Favorece absorción del hierro.